Miembros

 

¿Quiénes forman parte del Movimiento Juvenil Martiano?

El Movimiento Juvenil Martiano es un organización singular debido a su alcance, a sus potencialidades, y a la combinación entre la naturaleza martiana de sus actividades y a la gran variedad de formas e iniciativas a través de las cuales estas pueden realizarse. El único requisito para pertenecer al Movimiento como miembro es tener menos de 35 años. Sin embargo, para participar de las actividades y para colaborar con la obra del MJM el único requisito es ser martiano.

Cuando se tiene ganas de ayudar a los demás,  cuando se enseña algo útil, cuando se es honesto, creativo y activo, cuando se es decente… se está siendo martiano; de ahí que los amigos del Movimiento, ya sean miembros, participantes aleatorios o colaboradores, sumen miles de personas en Cuba y en otros muchos lugares alrededor del mundo.

Dentro de este enorme universo, sobresale la actividad concreta y sistemática de los miembros registrados en los diferentes clubes martianos de niños, o jóvenes o mixtos, así como los miembros de los consejos municipales, provinciales y del Consejo Nacional que no pertenecen directamente a ningún club, pero que coordinan la actividad de estos desde sus centros de estudios o trabajo, o desde sus comités de la UJC y otros espacios en el seno de organizaciones como la FEU, la FEEM, la OPJM, la BTJ, y las BIAJM.

 

¿Qué hacen los miembros del Movimiento Juvenil Martiano?

La actividad de los clubes constituye la principal fortaleza del MJM. Las formas en que los clubes se conectan con otros, y con las iniciativas sugeridas desde los diferentes niveles de dirección, determinan el impacto real que el MJM tiene en los jóvenes, en las comunidades, en la sociedad cubana en general e incluso en el ámbito internacional.

La actividad de cada club está orientada a:

1.la formación cultural, política y ética de sus miembros. La actividad científica debe convertir al club en una célula de la red de Pensamiento del Movimiento.

2.la proyección social de sus miembros a través de proyectos e iniciativas que impacten positiva y sistemáticamente a la comunidad

3.la comunicación: la divulgación de las convocatorias y los resultados de las actividades, y la incorporación del club a actividades convocadas por otros clubes e instancias dentro y fuera del Movimiento

4.las relaciones con otras organizaciones e instituciones cubanas y de solidaridad con Cuba a través de las direcciones municipal, provincial y nacional del Movimiento.