Principal

                                                          Movimiento Juvenil Martiano.

cropped-martiano.jpg

Seducir con la pasión de los grandes

por: Susana Gómes Bugallo

 

Con la inauguración de la muestra infantil de dibujo Celebrando junto al gran pionero concluyó en el Memorial José Martí el Taller de Pensamiento Martí en Fidel.

Los jóvenes que están aquí deben saber seducir con el pensamiento de José Martí y Fidel Castro en cualquier momento; en eso nos va la vida. Así comentó Ana Sánchez Collazo, directora del Centro de Estudios Martianos (CEM), sobre el panel desarrollado por el Movimiento Juvenil Martiano como parte de la clausura del Taller de Pensamiento Martí en Fidel, efectuado en el Memorial José Martí.

Lil María Pichs Hernández y Yusuam Palacios Ortega, miembro de la dirección y presidente del Movimiento, respectivamente, conversaron con el auditorio sobre cómo la formación antiimperialista del líder histórico de la Revolución nace desde las ideas del Apóstol.

Es importante aprender del modo en el que las grandes personalidades de la humanidad afrontan los dramas humanos y las dificultades que les cuesta convertirse en verdaderos líderes revolucionarios y políticos, significó Pedro Pablo Rodríguez, investigador del CEM y uno de los estudiosos más empeñados en humanizar al José Martí que todos conocemos.

Comentó que ambos se distinguen por saber de todo lo que les rodea y ser capaces de sensibilizarse ante los dilemas de las personas. Otra virtud que caracteriza a estos enormes revolucionarios es la de buscar el valor de la utilidad de cada quien y entender que todos los seres son únicos. La mejor enseñanza de Fidel es la de aprender a ser dignos, y esto fue heredado de Martí, apuntó.

Para cerrar el Taller fue inaugurada la exposición Celebrando junto al gran pionero, dedicada al cumpleaños 90 del líder histórico y al Día de los Niños, el próximo 17 de julio. La muestra está compuesta por obras de proyectos comunitarios liderados por Ángel Manzané y Harold Gárciga, artistas que incitan a los pequeños de entre siete y 12 años a expresar sus conceptos con total libertad de creadores. Un mural dibujado por los menores se ubica en el centro de las piezas y permite a quienes lo visiten dejar un mensaje de felicitación al Comandante.